Manifiesto Viajero de DestinOriente

Viajar es sinónimo de descubrir, de descubrirse, de encontrar y de encontrarse. Porque viajar es mucho más y muy diferente que «irse de vacaciones». Viajar es salirse de lo cómodo para rebasar mis propios límites. Viajar es ponerse en situaciones nuevas, para así aprender cosas nuevas. Viajar es dar rienda suelta al espíritu descubridor, y salir del rol en el que cada día estamos sumergidos, para así descubrir un nuevo «yo». 
Un manifiesto viajero, para sentar las bases de nuestras experiencias, de nuestros viajes, de nuestra vida…
Viajar es de los regalos más lindos que podemos darnos a nosotros mismos. Una forma de conocernos a nosotros mismos, a través del mundo en el cual nos rodea. Y debido a todo ese aprendizaje que nos da el viajar, es que queremos compartirte nuestro «Manifiesto Viajero». Una serie de ideas y pautas que con los años hemos desarrollado y que siempre tenemos presente para vivir los viajes de forma intensa, natural y consciente con el entorno.
Te gusta la idea?
Vamos!
  1. Ten confianza en Ti mismo.

Este es el primer punto de este manifiesto viajero y un paso fundamental para viajar por el mundo (y no solo irse de vacaciones!). Ten FE en ti mismo, ten seguridad en tus decisiones, ten certeza de lo que haces.
En nuestro caso, cada vez que nos encontramos con gente que no entiende nuestra forma de vida, tenemos que enfrentarnos a un montón de preguntas o dudas que ni nosotros mismos sentimos. Y lo mismo pasa cuando quizá decides ir a la India, a hacer aquel trekking en los Himalayas, o a descubrir África en plena pandemia del covid. Los miedosos te pondrán excusas, los inseguros te trasladarán sus dudas, los escépticos pondrán excusas. No lo escuches!!! Escucha solamente a tu corazón. Cree en lo que sientes, se sincero contigo [email protected] y ten seguridad en todo lo que haces. La seguridad de recorrer el mundo, de conocerlo, de descubrirlo, solo puede venir de ti. Y la intuición … Nunca se equivoca!.
  1. Confía en la gente

Déjate llevar. Ya son muchos años de viaje, y muchísimos países visitados, y la verdad es que el 99% de las veces, todas las personas que se han acercado es para ayudar.
Es un error viajar con miedo. Es un acierto viajar con el corazón abierto.
Sí, siempre hay que tener sentido común. Pero no dejes que el miedo te cierre. Déjate ayudar, pregunta, acepta invitaciones. Si eres un viajero curioso, respetuoso y sonriente … Solo cosas buenas van a suceder.
Manifiesto-viajero
  1. Viaja Informado

Los viajeros de antes cargaban con libros. Hoy, todos tenemos la facilidad de tener la información del mundo en nuestra mano y a toda hora. Lee novelas sobre el país que vas a visitar. Lee sobre las costumbres que tienen. Aprende algunas palabras en su idioma local. Mantente informado de las noticias del día en ese país.
Cruzar el mundo e invertir tu dinero en un viaje valdrá mucho más si lo haces acompañado de información. De esa forma entenderás lo que ves, harás las preguntas correctas, despertarás el respeto de los locales, y finalmente: vivirás una verdadera experiencia de vida.
  1. Crea tus propias experiencias!

Sacarse las fotos «típicas» es divertido, y si te gusta, no dejes de hacerlo. Pero, recuerda, cada viaje es TU viaje. No intentes repetir lo que ya han vivido otros. No vayas a los mismos lugares que todos solamente «porque hay que ir». Crea tus propias experiencias, tus memorias, tus aprendizajes. Al fin y al cabo, el viaje es TU regalo.
Manifiesto-viajero
  1. Deja los prejuicios en casa

Hay sociedades que tienen miles y miles de historia en sus espaldas, hay comunidades que se rigen por reglas que pueden parecernos extrañas o incluso «erróneas». Pero todo tiene un porqué. Las condiciones del lugar afectan, la historia afecta, la realidad que hay debajo del manto del presente afecta. Y solo podrás ver la foto completa, sí apenas pisas un nuevo país dejas los prejuicios de lado, y viajas con el corazón abierto.
Viaja con el corazón abierto para aprender, para comprender, para tratar de asimilar la realidad de cada lugar, y llevarte una enseñanza de regreso a casa.
  1. El patrimonio más lindo de cada país es SU GENTE

La naturaleza es hermosa. La arquitectura impresionante. La historia magnífica. Pero, al fin y al cabo, «la felicidad solo es cuando es compartida». Y eso nos enseña que sea cual sea tu viaje, no debes olvidarte de la gente.
De las personas que son el resultado de esa naturaleza e historia magnífica que de seguro te ha llevado hasta allí. Me refiero a los campesinos, a los humildes, a la gente tradicional. A todo aquellos que son el reflejo viviente de lo que ese país es.
Interésate en su vida. Conoce sus costumbres. Viajes a donde viajes, aprovecha siempre la oportunidad de conocer el verdadero patrimonio de cada país: SU GENTE!
Manifiesto-viajero
  1. Viaja liviano

Viaja liviano. Empaca lo necesario. Lleva ropa humilde, gastada, que no resalte. Pon en la mochila algo típico de tu país para regalarle a la gente que conozcas. Deja espacio para traerte sus regalos. Empaca lo necesario, y da lugar a las cosas nuevas. Tu equipaje será un reflejo de lo que vivirás.
Si viajas liviano, estás dejando espacio para que venga lo nuevo. Lleva suficiente espacio libre como para traerte además de souvenirs, recuerdos, memorias, experiencias y aprendizajes.
  1. Come local, viste local, viaja local

Vestirse como los locales, o al menos lo más parecido posible es el primer gesto que un viajero responsable debe tener. La vestimenta es un reflejo de nuestra predisposición, y eso podrán apreciarlo todas las demás personas. En países donde hay vestimenta tradicional, si intentas al menos jugar con sus reglas, verás como eres mucho más bienvenido, aceptado, querido.
Lo mismo con la comida. Que sentido tiene viajar a Vietnam y pedir una pizza cada vez que vas a un restaurante?. Viajar es abrirse en todos los sentidos. Lee con anterioridad cuáles son los platos típicos de cada país, siéntate en el restaurante que haya más locales (y menos extranjeros), pide lo que piden ellos. Come como comen ellos. Se parte de su cultura. Son solo unos días, y te van a regalar memorias y aprendizaje que durarán para siempre.
Manifiesto-viajero
  1. Vive el presente y sonríe! Estás de viaje!!

Ya estás en tu destino soñado. Ya estás viviendo aquel viaje que durante tanto tiempo alimentó tu ilusión. Recuerda que si puedes viajar, ya eres muy afortunado. La gran mayoría de las personas del mundo, solo pueden soñar con eso, pero nunca llegar a hacerlo.
Entonces, si ya estás ahí… VIVE EL PRESENTE Y SONRÍE! Olvídate por un momento del móvil, deja de pensar en que viene después, no te preocupes por los lugares que «tienes que ver». Sonríe y vive el momento, es el mejor regalo que puedes darte a ti mismo.
Manifiesto-viajero
  1. Valora Tu tiempo!

Deja tiempo libre en tu viaje. Menos es más. Al planear tu viaje deja tiempo libre para las espontaneidades. No llenes tus horas con paseos que no vas a recordar. Date el tiempo de caminar, de observar, de conversar, de que surjan cosas inesperadas … De vivir el viaje para ti mismo. Este es uno de los puntos más importantes.
_____________________-
Y ahora que has leído este manifiesto viajero, nos contarías cuáles son tus «mandamientos» para a la hora de irte de viaje?
Esperamos tus comentarios!!!
_____________
Recuerda seguirnos en Instagram haciendo clic AQUI
Puedes ver todas las salidas 2021 de viajes grupales haciendo clic AQUI